Reseñas de nuestros discos.

La primera vez que oí Hypocrisy fue en un recopilatorio que me pasaron de Death Metal en 1993. Me flipó su tema «Osculum Obscenum». Luego vi un videoclip de ellos y, posteriormente, conseguí el disco. Todo cambió para mí.

Los que ya me conocen saben de sobra que este disco se encuentra en mi top 10 de toda la vida y siempre he reconocido que es el que lo cambió todo para mí en materia de Death Metal. ¿Y qué tiene este disco de especial? Bueno… todo. Para empezar, fue lo primero que escuché de Hypocrisy y, si he de ser sincero, cualquier disco que llegó de esta banda a mis manos, a pesar de gustarme algunos mucho, fueron una continua decepción. Pues yo quería que se marcaran la continuación de esta pedazo de obra. Pero eso no llegó ni llegará nunca.

«Osculum Obscenum» es un disco perfecto. Para empezar, bajaron el tono a «LA», cosa poco común incluso en el Metal Extremo en aquella época. Venían estando afinados en «DO», si mal no recuerdo y, de hecho, volvieron a esa afinación tras el «Osculum Obscenum», cosa bastante extraña. Ésta particularidad fue lo que cambió todo. La producción es más oscura, la voz mucho más grave y masiva, a ratos desgarradora. Baterías rápidas y el bajo presente en todo este sonido crudo y denso. En su día leí una entrevista en la que Peter Tägtgren decía que en el estudio donde lo grabaron estaban vendiendo todo el equipo y que no tenían efectos para la voz. Esa era la razón por la cuál ésta suena tan cruda y directa. Todo un acierto. Pero es que aquí Masse Broberg hizo el mejor trabajo de toda su carrera vocal. Unas estructuras complejas para un vocalista, mucho más trabajadas y variadas que en «Penetralia». Incluso que en toda su carrera en Dark Funeral. Aquí la dualidad vocal se hizo muy presente. Y por supuesto, me dejó flipadísimo cuando lo escuché de crío. Hay gente que, cuando les hablas de la doble utilización de la voz (gutural grave y chillona rasgada), piensan automáticamente en el «Legion» de Deicide. Pero yo no, yo pienso sobretodo en este disco, pues me parece aún más mazazo que el de los americanos.

De las diferentes ediciones que he ido comprando de este album, ninguna trae las letras. Creo que no están impresas en ningún sitio, al menos oficialmente. Así que sólo tengo como referencia los títulos y algunas frases que he logrado descifrar. Vale… satanismo blasfemo y oscuro, que va al pelo de la pedazo de portada que sacaron. Una de las más repugnantes y ofensivamente anticristianas que pude ver en aquellos tiempos. Sobre el artista, decir que es Wes Benscoter, quien ha hecho portadas para Cattle Decapitation, Kreator, Autopsy, Mortician, Nile, Broken Hope, Sinister (esa mítica portada del «Hate», que también es brutal), Vader o incluso Slayer.

El estilo de este disco va a camino entre en Death Metal sueco que venía haciéndose unos años por allí ya, pero con influencias más del Doom/Death Metal, como pudieron añadir ya God Macabre, por ejemplo, con esas melodías y ritmos decadentes muy a lo «Lost Paradise» de los ingleses Paradise Lost. Pero a veces, esas voces desgarradoras y ese estilo tan crudo, te hace recordar incluso a las primeras bandas de la segunda oleada de Black Metal (sin sonar a ninguna en concreto). Pero es que encima se atreven con una pedazo de brutal versión del «Black Metal» de Venom, tocada más rápida y con esa voz que te escupe las letras a la puta cara.

En fín, para un servidor, este es uno de los mejores discos de Death Metal que se han editado. Es oscuro, denso, lento, maligno, agresivo, con más «blast beats» de los que han metido jamás, voces increíblemente ejecutadas y, bueno, un disco como no volverían a firmar en la vida.

Hypocrisy realmente murieron aquí, pues luego echaron a Masse Broberg, por no sé qué motivo, y se puso a cantar Peter, quien no llega a los guturales ni aunque quiera. Acompañado de un bajón en la velocidad, producción más limpia y un acercamiento musical hacia la melodía, e incluso el mainstream… el grupo ya ha dejado de interesarme, aunque aún disfrute de algunas de sus creaciones posteriores, como su disco «Abducted», sobretodo, o el «The Fourth Dimension», que tienen un pase. Una pena.

En los últimos años, Cantabria ha ido mirando, como en otras comunidades del norte peninsular, hacia su antiguo pasado prerrománico, medieval y mitológico, con muchas referencias culturales de todo tipo. La música ha sido una de ellas, influenciando dicho pasado a diversos estilos; ya sean tradicionales, como el propio folk escuchado en los pueblos y su mezcla con música propiamente celta o medieval; o bien penetrando en otros más contemporáneos como rock e incluso el metal.

En este caso tenemos entre manos el proyecto personal de Erun, llamado Briargh que se sumerge profundamente en las raíces de Cantabria, tanto en su historia antigua como en el impacto personal que transmite su naturaleza y clima. Todo a través de la música y concretamente a través del metal extremo en varias vertientes.

Tras salir de un grupo volcado en el Pagan Metal cántabro como CrystalMoors, y con más historias musicales entre sus zarpas, Erun decidió centrarse en otro proyecto que ya había puesto en marcha relacionado con la mitología cántabra de una forma mucho más personal y oscura, junto con otros conceptos musicales que ya iba desarrollando en sus otros grupos, dando lugar a la modelación de Briargh y a la salida de su último disco llamado Eboros.

El resultado es un trabajo de pagan metal de raíces celtas, combinado con muchas partes de black metal, llevándonos por un viaje melancólico y nostálgico por Cantabria, sobre todo a partir de medios tiempos de guitarras melódicas, voces desgarradas evocando desesperación y tristeza en tres idiomas diferentes: (castellano, inglés y protocelta), con una sonoridad cruda y pútrida cual tronco del roble carcomido por la humedad y el tiempo (qué profundo me ha quedado esto). La unión de estos aspectos nos lleva a una sensación de desolación y penumbra interior muy bien trabajada, retocada con la utilización de teclados y samplers empleados adecuadamente en diversos pasajes instrumentales y formando parte de varios temas; La aportación femenina a las voces de Enserune, profundiza en ese mal rollo melancólico que nos deja el disco. Quizá la parte menos compactada pueda ser las rítmicas de batería, por ser un tanto repetitiva en ciertos patrones, aunque la producción primitiva de la misma creo que es acertada.

En general se nota cierta madurez en todo el conjunto compositivo, como consecuencia de un desarrollo sólido del proyecto: un aspecto muy importante en este estilo, del cual creo que muchos grupos no consiguen transmitir y adolecen de falta de personalidad.

Comentario por Sewin

Font: http://www.nochederock.com/discodelasemana/detalle.php?id=1026

Another great review, this time from UK, here: https://thoseonceloyal.wordpress.com/2016/03/02/review-briargh-eboros/

Ayer noche tuve el placer de intercambiar unas palabras con Oskar, de Noche de Rock, personaje mítico de la escena cántabra que lleva ya más de 20 años al frente de este programa, a través del cuál hemos pasado distintos músicos hablando de Forestdome, Moonshine, Opposer, Fatal Portrait, Briargh, Hrizg, Karonte y un largo etcétera.

Hoy tocaba hablar de Morbid Shrine Productions, así que en una fría noche lluviosa me acerqué por ahí a saludar y, de paso, hablar un poco de la historia del sello y alguna de sus bandas.

http://www.ivoox.com/1020-enslaved-morbid-shrine-productions-audios-mp3_rf_10235858_1.html

NEVERENDINGHATE “La Caída de los Ídolos” Demo-Tape (Morbid Shrine Prod.)

Primera referencia en la trayectoria de Neverendinghate, una nueva criatura a la que han dado forma las inquietas mentes de Erun–Dagoth (sobradamente conocido por ser el responsable de nombres como Briargh, Deprive, Hrizg, Stormstone y un sinfín de bandas y proyectos) y Enserune (a su vez en las filas de Hrizg y ex–componente de Lucifuego), de quien parte todo el concepto y letras… Una grabación que destaca por su crudeza, siempre respaldada por la notable veteranía de Erun y Enserune, y asegurando, por tanto, una calidad innegable en las composiciones. Básicamente, este infernal dúo cántabro apuesta por un sonido Underground y sucio al 200%, bajo los parámetros del viejo espíritu y sin abandonar ni un segundo la senda de la negrura propia de aquellas joyas facturadas a finales de la década de los ochenta y principios de los noventa. Tres temas, más intro y outro, de un incisivo Black-Thrash Metal, netamente analógico y “a la encía”, que coquetea incesante con un Death Metal de la vieja escuela y sin contaminantes añadidos, escupiendo riffs tremendamente inspirados y muy acertados, cortesía de Erun (quien también se ha hecho cargo de la batería en esta ocasión). Todo ello amparado bajo los excelentes registros vocales reverberados de Enserune, que consiguen dotar al conjunto del feeling perfecto para un proyecto de estas características. Sin duda, el hecho de utilizar el castellano en sus textos les aporta una atmósfera mucho más negra y demoníaca si cabe, consiguiendo que la banda gane muchísimos enteros. Un trabajo demasiado breve, teniendo en cuenta los niveles de adicción que aglutina, y una impecable carta de presentación, desde luego…

morbidshrineproductions.bandcamp.com/album/neverendinghate-la-ca-da-de-los-dolos-demo-2014

www.facebook.com/neverendinghatemetal?ref=br_rs

Leer más: http://bleakzine.webnode.es/news/neverendinghate-la-caida-de-los-idolos-demo-tape-morbid-shrine-prod/

SELAPHIEL “Death Metal on the Cross” Demo-Tape (Morbid Shrine Prod.)

Aviso a los padres: ¡¡¡La exposición auditiva prolongada a esta cassette puede generar daños psicológicos irreversibles en vuestros hijos!!! Forjada a oxidados hachazos por los insondables delirios esquizoides que pueblan los cerebros de este par de dementes (Jesús y David, cómplices de crímenes contra la humanidad en Gathering Darkness), surge una nueva malformación a la que venerar… Selaphiel irrumpe en el más infecto Underground con “Death Metal on the Cross”, una primera Demo-tape profesional que recientemente ha puesto en circulación Morbid Shrine Productions y que descerraja un Brutal Grinding-Death Metal de lo más cafre y alcantarillero. Aquí las líneas divisorias entre el Brutal Death-Grind, el Grind-Noise e incluso el Bestial Black-Death Metal más puercamente inmisericorde apenas se atisban, perdiéndose entre una amalgama de atávicos riffs que en ocasiones no son del todo inteligibles (aunque consiguen su objetivo perturbador y desasosegante) y una arrasadora epidemia en forma de baterías programadas: esos platos suenan a gusanos de ultratumba explorando tu pabellón auditivo y devorando a su paso, aunque supongo que ese es el objetivo de esta aberrante creación (de incorporar una batería real, muy probablemente se perdería buena parte de su “sick-appeal”). Cinco tajos sin anestesia a modo de aperitivo de lo que está por llegar próximamente con su nuevo asalto, “Adumbratio”, aunque en realidad se quedarían en tres si descontamos “Resurrection” y “Thirst in the Desert”, que funcionan más bien a modo de intro / outro…

www.facebook.com/Selaphielband

selaphiel.bandcamp.com/

Leer más: http://bleakzine.webnode.es/news/selaphiel-death-metal-on-the-cross-demo-tape-morbid-shrine-prod/

GLOOM “DogoD” CD (Morbid Shrine Prod.)

Lo primero que impacta sobremanera de este trabajo es su excelente presentación (muy cuidada como todas las ediciones de este sello cántabro hasta el momento), así como la potentísima producción obtenida en Sadman Studios bajo las “órdenes” de Carlos Santos y que tan brillantemente culminó Mika Jussila con las tareas de masterización llevadas a cabo en los Finnvox de Helsinki (probablemente uno de los estudios más prestigiosos de Finlandia, si no el que más). La propuesta de este quinteto madrileño, que cuenta entre sus filas con componentes  y ex–componentes  de formaciones como Virulence, Wolfencross, Unsouled o The Art of Blasphemy, es una fusión diestramente cimentada sobre unos patrones puramente “Blackened” Death Metal (a menudo ejecutados en un lenguaje musical tal vez más afín al Thrash-Death) con numerosos elementos propios del Brutal Death / Grind, esencialmente en lo que respecta a los registros vocales y a unos precisos “blast beats” que arrasan con saña y someten toda materia viva al yugo de su aniquiladora cruzada… El engranaje de esta máquina de destrucción auditiva no baja la guardia en su intrincada velocidad, salvo para dar paso a algunos pasajes de aires más atmosféricos y siniestros. Artwork a cargo de Ricardo Caballero, redondeando esa profesionalidad que rezuma un álbum ya de por sí sobrado de calidad y que esperamos tenga pronta continuidad materializada en un tercer larga duración.

gloomdeathmetal.bandcamp.com/

https://www.facebook.com/gloomdeathmetal

www.gloomdeath.com/

Leer más: http://bleakzine.webnode.es/news/gloom-dogod-cd-morbid-shrine-prod/

Fuente original: http://bleakzine.webnode.es/news/gloom-dogod-cd-morbid-shrine-prod/

“Dementia” (una demo autoeditada y registrada en 1996) sirvió de despedida a esta veterana banda cántabra, que empezó a funcionar hacia el ´92 / ’93 y en la que militó Cosme (de los ultra-brutales Cerebral Effusion), junto con dos integrantes de lo que posteriormente fue Moonshine  (tres si tenemos en cuenta la ultimísima etapa del grupo en el que contaron con la incorporación de Sixto). Pese a que la banda se reactivó con anterioridad, “Remember the Past”, de 2013, es el compendio de viejos temas regrabados (en su mayoría) que les introduce nuevamente de lleno en la escena extrema tras el considerable parón de diecinueve años. La fórmula de Opposer es simple y directa, aunando elementos del Thrash Metal (género predominante en las diez composiciones que pueden escucharse en el álbum) y el Death Metal que aseguran un acabado contundente y pegadizo. A esto hay que sumar los fragmentos de corte melódico-atmosférico que introducen en ocasiones, revistiendo los temas de una mayor profundidad y dotándolos de un dinamismo que ciertamente es de agradecer, evitando así el tedio en el que muchas bandas de este tipo pueden llegar a sumir al oyente. Muchos guiños que recuerdan a Sepultura, Slayer e incluso Kreator, en conspiración con esos aires Death que se dejan oír en ocasiones. Como aspecto negativo citaría el sonido de batería, un tanto sintético tal vez, y ciertos desfases de tiempo en la ejecución instrumental, que en ningún caso empañan el resultado de un álbum debut más que decente.

www.facebook.com/JoseOpposer/timeline/

opposer.bandcamp.com/

Leer más: http://bleakzine.webnode.es/news/opposer-remember-the-past-cd-morbid-shrine-prod/
Crea tu propia web gratis: http://www.webnode.es

Fuente original: http://bleakzine.webnode.es/news/opposer-remember-the-past-cd-morbid-shrine-prod/

Reseña aparecida en la revista This is Metal #14

review-thisismetal-gloom

Pinchar para hacer más grande

Seraphiel es una banda de Santander, formada por dos músicos:  David ( guitarras) y Jesús ( cantante, teclados y demás arreglos)  ambos proceden de la banda Gathering Darkness, una banda santanderina que se formó en el 98 y que empezaron haciendo un doom combinado con death, para pasarse al brutal death después.
Este trabajo sale publicado por Morbid shrine productions  un sello español que edita black, death y siempre old school, buen sello con un buen roster de bandas, lo recomiendo.  Van combinando temas en inglés con español. El album arranca con Sangre en la cruz. Un tema directo al grano. la batería suena a cañonazos, los cambios de ritmo son constantes y veloces. Combinan su brutal death con ramalazos de grind a toda pastilla y dos registros en la voz gutural en los diferentes pasajes. Me gusta mucho la segunda sección del tema, mucho más básica y primitiva, algo más lento y con unos riffs más oscuros y prolongados.
the birth of the end: es un tema más corto, tarda en arrancar, con una base rítmica que va poco a poco creciendo, con algún toque de black en sus riffs. Hasta que arrancan los blast beats, una de las dinámicas habituales dentro del brutal death. Me interesa la labor del batería, constante, con unos cambios de ritmo muy primitivos y de la vieja retaguardia de este estilo. SIn florituras en la producción del album, sucio y directo al grano.  Cuando más cargan los riffs me recuerdan a Deiphago y Bolt thrower, pero ya sabeis cómo es el metal, a cada uno le sonará a una cosa diferente.
resurrection: es una intro, lo clásico en este género, pelis de serie b, gore, me recuerdan a los machetazo, con Selaphiel, vamos a tener todo el sabor clásico del mundo.  the massacre of power: es un tema dónde ponen absolutamente toda la carne en el asador, dos minutos comprimidos dónde destapan toda la esencia de su música. Siempre con blast, van combinando los diferentes riffs, el primero muy oscuro, con un sónido podrido que consigue crear una buena atmosfera, la batería suena cómo un cañón y son interesantes los continuos cambios de ritmo, que van ofreciéndonos.
thirst in the desert: toda una sorpresa. un tema que arranca con acústicas, y un rollo muy oscuro, una prueba más de que la banda puede aportar cosas diferentes.  Un minuto instrumental, con acústicas y piano, que sirve de epílogo a un buen album. En realidad si le quitamos los dos temas instrumentales, que son intros, nos quedan 3 temas. Muy buenos, potentes, yo los compararia con Deiphago, con un sónido old school, y mezclando varios estilos: brutal death, grind, pinceladas del black, muy interesantes.
https://selaphiel.bandcamp.com/releases
album completo

nota:
7/10

Fuente: http://elcomentamierda.blogspot.com.es/2015/07/selaphiel-death-metal-on-cross.html