Hacia 2001, había una idea que me rondaba la cabeza. Debido a mi obsesión por este tipo de música, supongo que la cuestión era bien clara: hacer un proyecto en solitario de Black Metal con temática pagana cántabra. No tenía claro cómo se llamaría aún, pero tenía varias opciones y, aunque no lo recuerdo con claridad, seguramente hasta letras por aquel entonces.

No negaré que en aquella época estaba bastante metido en todo esto del Pagan Metal de los 90s, que nada tenía que ver con el que posteriormente se popularizó y que, en mi opinión, apesta bastante. Bandas como Nokturnal Mortum, Forefather, Falkenbach, Gontyna Kry, Iuvenes, Graveland… me flipaban. Pero no sólo por su música y oscuridad, sino por toda esa atmósfera maligna que emanaban que, a su vez, era épica y lejana.

En algún momento del 2002, no sé por qué (como muchas cosas de esos años que veo de manera cercana y a la vez distante en el tiempo), terminé borracho con Uruksoth (como si eso fuera extraño) una noche cántabra en la que empezamos a hablar de paganismo y nuestra jodida obsesión por el Black Metal. Por aquel entonces, él ya formaba parte de CrystalMoors, junto a otros músicos de innoble cuna (como muchos ya sabréis). Pero, mientras que CrystalMoors era un Pagan Metal más melódico, con partes folk, pasajes acústicos y algunas voces melódicas incluso, en lo nuevo que queríamos hacer tenía que ser el lado «feo» de esta vertiente. Sucio y maligno Black Metal de carácter épico y pagano. La cosa ya estaba liada…

Forestdome 2004

Forestdome 2004 (de izquierda a derecha: Uruksoth, Gharador y Erun-Dagoth)

El nombre era algo que tenía en mente desde hacía un tiempo para ese proyecto en solitario que os hablaba al principio y que, al convertirse esto en banda con más gente, tuve que sopesar otra historia. Así que Forestdome se lo puse al grupo que estábamos formando, pasando a denominarse Briargh mi proyecto en solitario. Pero no estaba seguro de si funcionaría o no el nombre de Forestdome para una banda. Idea que se difuminó cuando de pronto Christophe Szpajdel me envió, sin haberle pedido yo nada, el logo de Forestdome, pues debió salir en alguna de nuestras conversaciones por email. Me flipó y pensé que me daba igual si funcionaba o no, pero se iba a llamar así porque el gran Lord of the Logos nos había hecho uno acojonante.

A mediados del mismo año, Forestdome estaba creado y nos pusimos a ensayar como dúo. Uruksoth se encargaría de la guitarra y voces por un lado, mientras que yo iba a hacer de las mías a la batería, bajo y teclados. No duramos mucho con esta formación ya que era un auténtico desastre. Sin embargo, recuerdo que lo pasábamos de puta madre en el local. Tal vez porque éramos así de obsesivos con estas cosas y nos daba igual que fuera algo bueno o malo.

Hacia finales del mismo año (a veces alucino con la rapidez con las que hacíamos las cosas antes) reclutamos a Gharador, también de CrystalMoors, para hacer frente a la batería. Yo pasé a encargarme de las guitarras, bajo y teclados, y Uruksoth se centró en la voz. Indudablemente, la cosa mejoró notablemente. Así que, sin tener ni puta idea de qué canciones hacer, me llevé el ordenador al local y decidimos componer y grabar durante un fin de semana.

De modo que, tras unas cervezas, microfoneamos la batería con cuatro micrófonos baratos medio rotos que fueron a una de esas tarjetas de sonido con ocho entradas simultáneas que tan de moda se pusieron en esa época. Eran lo más. Todo iba a una sola pista, así que había que hacer el balanceo de entrada. Algo aberrante en producción, pero nuestros conocimientos y medios eran inversamente proporcionales a nuestra osadía. Así que yo le decía a Gharador qué ritmo tenía pensado (algunos los llevaba ya escritos desde hacía tiempo y otros los improvisaba) y él obraba su magia tras los parches. Con las baterías ya grabadas, metía en línea, con una pedalera Boss ME-10 bastante guapa, las guitarras y el bajo. Mientras tanto, Uruksoth observaba y ojeaba las letras de los temas que habíamos escrito. Creo que Uruksoth escribió alguna letra allí mismo en esas sesiones… ¿o tal vez fue en otra grabación? Joder, no me acuerdo bien.

Forestdome 2005

Forestdome 2005, entrevistados en Noche de Rock (de izquierda a derecha: Gharador, Uruksoth y Erun-Dagoth). Las cervezas que no falten.

Era aún diciembre. Todavía no había terminado el año, ni el fin de semana, y ya teníamos una demo cojonuda: «Mourningrim». Pero nos faltaba sesión de fotos y web. En aquellos tiempos no había redes sociales como las hay ahora, así que había que currarse algo decente si queríamos dar cierta visibilidad al proyecto. Así pues, nos fuimos -con dos cojones- a maquillarnos y nos hicimos una sesión de fotos muy pellejera (que ahora no dispongo de ella). Esa noche llegué a casa y creé la página web desde cero. En realidad, obramos el prodigio (por decir algo) de crear-grabar una demo, con sesión de fotos y página web, en un puto fin de semana. Y por cierto, en un día tuvimos más de 100 visitas :O

La demo se movió muchísimo, siendo número 1 en descargas del Soulseek… ¡bah! Ésto me lo he inventado, pero sí que tuvo muchas descargas. Como somos muy gallos, creamos un sello para editarla: Draug-Dûr Productions, y nos confabulamos con Aura Records para sacar un MCD que se agotó en muy poco tiempo, habiendo sido distribuido por sellos de todo el mundo y, con el tiempo, llegando a ser demo «de culto» en algunos catálogos.

A partir de este punto todo fue muy rápido. Me vine arriba y me compré mesas de mezcla y grabación, micrófonos «decentes» (no mucho) y otros utensilios de grabación y sonido. En 3 años, grabamos un par de temas sueltos: «From the Deepness of Cold» y «La Cúpula del Bosque». Más tarde la demo «The Woods of Ancient Domes», que saldría en un split titulado «Iberian Black Metal War» (Oniric 2004), junto a Ghazghkull y Mortinatum. Al poco llegó «When the River of Hate Tears Floods» (Fatal Ecstasy Productions 2005), que salió en split CD con Hellveto y Phorcys. En 2006 ampliamos la plantilla con Varkhen (Fatal Portrait) al bajo, con el que grabamos el tema «Ancient Shadows», que aparecería en el recopilatorio-epitafio en CD que vino de parte de varios sellos (AMF Productions, Misanthropic Art Productions y Thor’s Hammer Productions) en distintos formatos, entre 2010 y 2013. Llegaron entrevistas para fanzines, webzines y radios de todas partes, proposiciones de editar disco completo por varios sellos, conciertos… Pero no. Dijimos que no a Forestdome y, a pesar de alguna intentona de continuar y, posteriormente de retomarlo, echamos el cierre al proyecto, de manera definitiva, en 2007.

Así que Forestdome es ahora una de esas bandas que algunos recordarán, que practicaban una cruda y atmosférica música con alaridos agonizantes, tenebrosos sonidos y rápidas baterías. Sumando ese Celtiberian Black Metal, a bandas ya establecidas como Berserk, Nazgul, Ghazghkull, Uruk-Hai, Mortinatum, Grimuack, Tanat, Wrathorder y un largo y siniestro etcétera. Buenos y oscuros tiempos aquellos.

Erun-Dagoth

Página en Encyclopaedia Metallum.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *