En 2011 ya estaba sorprendido del escaso interés de la peña en los conciertos extremos de mi ciudad. Luego me di cuenta que era algo generalizado. De todo esto ya he hablado demasiado en los anteriores artículos que aquí os dejo:

  1. ¿Se está muriendo el Underground?
  2. Músicos que no oyen música ni van a conciertos / fans que no son fanáticos
  3. Melómanos de YouTube. Coleccionistas de datos
  4. Y muchos más, así que echa un ojo al resto. No te suscribas ni me des like. No tengo Patreon. 😂

De modo que no voy a extenderme más en esta mierda. Lo que sí es cierto es que solía hablar de estos temas con mis amigos y de pronto tuve la idea de organizar conciertos. Sí, ya sé que no es muy original, y no me brotó en ese momento, pero fue entonces cuando decidí hacer algo, a ver qué salía. Quería ver si era capaz de hacer unos eventos de reunión para los pocos seguidores de todo esto que quedábamos y ver, ya de paso, si era posible concienciar a la gente. Mi idea era atraer a nuevas generaciones y ver si las antiguas las volvía a ver en los conciertos. Volver a los viejos tiempos, en otras palabras. Echábamos de menos descubrir grupos en conciertos, ir borrachos y liarla.

Necesitaba un nombre pegadizo y un slogan potente y cafre. El nombre: theExtreme Sessions, y su slogan «110% Underground – Un puto deber». Con mis dotes improvisadas de marketing amateur (¿quién quiere ver vídeos hablando de esto en YouTube?) creo que no pude haberlo hecho mejor, jajaja… qué cosas tengo…

No voy a entrar en los aspectos técnicos de estas theExtreme Sessions, pues ya tiene su sección en la web. Sólo comentar que hice diez, siendo la última el año pasado. Organización que hice de manera residual, pues realmente estos eventos tuvieron lugar entre 2012 y 2013.

En esa época, todo lo mío era obsesión por el mundo musical Underground. Había creado Morbid Shrine Productions, theExtreme Sessions, seguía grabando con mis bandas y a otros grupos con los Khazad-Dûm Studios, colaboré como «artista» (no lo soy, pero bueno) en portadas y diseños para fanzines y discográficas y más historias. Comencé incluso a perpetrar mi propio zine impreso, que llamé Necromiasma Zine, en donde llegué a entrevistar a bandas como My Dying Bride, Blaspherian, Imprecation, Vallenfyre y muchas más. Siempre haciendo hincapié en la parte más old school, que era lo que me interesaba. La falta de dinero hizo que no pudiera publicarlo, pero igual un día me animo y lo publico aquí, aunque las entrevistas estén ya desfasadas.

Con las theExtreme Sessions a veces colaboraba con distribuidoras locales, como en la que vinieron a tocar Hipoxia con los locales Dalle Killers. En este concierto pusimos puesto Morbid Shrine Productions, Terror System y Primitive Noise. Para promocionar aún más este evento, se me ocurrió hacer una newsletter que imprimí y fotocopié. Era en formato tríptico, y en ella hablaba del evento, haciendo entrevistas a las bandas implicadas. Como veis, aún conservo muchas copias que quizá regale en los próximos pedidos que me hagan, hasta que se agoten.

Después de esto, hice lo mismo con las bandas que editaba en Morbid Shrine Productions, pero ésta vez hacía un PDF que si querías, lo descargabas y te lo imprimías. Tuvo bastante éxito en su momento, aunque más a nivel nacional que local, pero ahora no sé si dispongo de alguna… Luego pasé a publicarlo directamente en web, pues no tenía todo el tiempo que requería esto.

Pero oh sorpresa, a medida que iban transcurriendo las theExtreme Sessions, la audiencia iba descendiendo. Empezó con mucha expectación, con aquel mítico concierto de The Somberlain y CrystalMoors, acudiendo más de 80 personas, pero poco a poco la gente se fue desinflando. La gente fue dejando de apoyar y, finalmente, pasé de todo y lo mandé a la puta mierda.

No sé si ya pasó a la historia eso de dejarse greñas, vestir con camisetas de grupos o ir con botas militares, pero no veo chavales con esas pintas desde los 90s. Tampoco van a conciertos ni eventos similares. No se les ve. ¿Existen? Espero que no, porque si existen y no hacen otra cosa que ver vídeos de YouTube o jugar a la PS4, es mejor que ni salgan de sus putos cubiles.

Han pasado ya unos cuantos años desde las theExtreme Sessions y no veo que la cosa haya mejorado. Tal vez haya que empezar a reconocer que la forma que tenemos de vivir esto está muriendo o está ya muerto.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *