Hace poco escribí sobre esos míticos grupos que nos hacíamos de fin de semana. Si no sabes de qué te hablo, te recomiendo que pinches aquí. El caso que nos ocupa es el de OPROM. No fue sólo un fin de semana, pero sí fueron unos pocos meses de vida. Eso sí, una vida suficientemente intensa para tener algún cambio de formación y dos demos.

A finales de 2002, después de hacer nuestro debut Forestdome de esa manera tan poco ortodoxa, recuerdo que hablando con Chus (Gathering Darkness, Selaphiel) me dijo que podríamos hacer lo mismo con algo en plan Brutal Death Metal, pero añadiendo un montón de influencias de otros estilos, para dotarle de una significación algo más mística. En ese momento, en Gathering Darkness tocaba un chico llamado Nico, que lo hacía muy bien, y que al parecer quería hacer algo más brutal (en ese momento, Gathering Darkness aún hacían Doom/Death Metal).

Así pues, los tres nos pusimos a ensayar como locos y sacar temas de Death Metal con mucho toque Vader, Suffocation, Deicide y otros clásicos. No sabíamos aún qué nombre darle y, en un alarde de creatividad absurda, se me ocurrió las siglas de OPROM, que venían de «Orbital Processor Request from Outer Materia». Muy freak, pero visto en perspectiva, era bastante original.

De la misma manera que grabamos «Mourningrim» de Forestdome, hicimos la demo de OPROM «Virtue Through Khosmic Sadness» en enero de 2003, en mis incipientes costra-estudios de Khazad-Dûm. Una demo de tres temas con un sonido muy pobre, he de reconocer. Tal vez el sonido crudo y sucio funcionara a favor de una banda de Black Metal como Forestdome, pero a mi juicio, no lo hizo con una de Death Metal del estilo de OPROM. En cualquier caso, movimos la demo por ahí, mientras nos poníamos rápidamente a hacer temas para la segunda demo.

Los ensayos fueron muy fructíferos y salieron temas que ganaron en técnica. Añadimos alguna influencia más, con algún toque de Nile por aquí y por allá, algo de Supuration o Hypocrisy… teclados cósmicos y algún sampler, pero manteniendo el estilo en sus cimientos old school del Death Metal más brutal.

En marzo de 2003 entramos en los B&C Studios, donde grabamos también el «The Unconquered Land» de CrystalMoors. Allí metimos caña a 3 temas nuevos, unidos por tres instrumentales, y una versión del «Pleasure of Molestation» de Hypocrisy. A esta demo la llamamos «Into the Warp Zone», que tenía un sonido muy superior a la anterior. Eso sí, grabar con claquetas habría sido mejor. Y, ahora que lo pienso, tal vez grabar las voces sin estar borracho habría sido algo a tener en cuenta.

La mala suerte hizo que tuviéramos ciertas desavenencias en el estudio y, antes de que termináramos de masterizar, el grupo ya estaba prácticamente disuelto.

No obstante, quisimos seguir, y por la senda del Death Metal técnico. Llamamos a Thorgen (CrystalMoors, Fatal Portrait) para que fuera nuestro bajista, dado que no teníamos uno y yo me encargué de su grabación en las demos. Nos hicimos una sesión de fotos y fin. Creo que llegamos a ensayar una vez, pero eso fue todo.

La putada es que no encuentro las demos para ponerlas en descarga. Si las encuentro, lo anunciaré y las pondré. No sé si tendrá sentido buscar un sello para su edición o editarlas yo mismo, pero bueno ya se vería.

Se puede encontrar más info, o no, en Encyclopaedia Metallum.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *