Ya he ido dejando alguna pista en Facebook o Instagram y, después de haber subido el disco entero a YouTube, creo oportuno presentaros Seventh Holocaust, el nuevo proyecto en el que me he embarcado yo solito.

Como bien es sabido, mi hiperactividad a veces me hace meterme en mil historias. Si a esto le sumas que me encanta iniciar proyectos, pues bueno… Era natural que en cualquier momento comenzara otro berenjenal ruidoso. Tras estudiar detenidamente el tema, me he decantado por crear Seventh Holocaust.

Puede ser una imagen de una o varias personas y ropa de abrigo

No obstante, a pesar de ser un proyecto nuevo, se basa un poco en los conceptos de otros más antiguos en los que he participado, como el primer disco de Funebre Devastation, la demo de Neverendinghate o incluso Lucifuego. Incluso retoma la parte impía y obscena de Belfegor, el primer intento que tuve de hacer War Metal.

Y ¿por qué lo hago? Bueno… Neverendinghate lleva años muerto y, al ser un proyecto que tenía con Enserune, no tenía sentido retomarlo yo sólo. Por otra parte, Funebre Devastation ha mutado un poco su sonido a algo más complejo y con un acercamiento más Thrash/Death Metal que antes. Y bueno, Lucifuego tira por otros derroteros actualmente y Belfegor dejó de existir en 1996, así que tampoco iba a remover esa mierda.

Aproveché unas baterías que grabé en 2013, después de las sesiones de grabación del «Individualism» de Hrizg, que seguían unas pautas algo diferentes. Las arreglé (bastante, debo reconocer) y el resto ya fue rodado. Es decir, compuse y grabé la música en un par de semanas. Quería hacer temas cortos y más old school. Tenía en mente los primeros discos de Sodom, Venom, Sepultura, Celtic Frost o Hellhammer, pero también la visceralidad de bandas como Bestial Warlust o Gospel of the Horns.

Sin embargo, para las voces no lo tenía aún claro. Primeramente probé con los clásicos berridos rasgados, más propios del Black Metal, pero no me convencía. De ese modo, el parecido con el primer disco de Funebre Devastation era demasiado cantoso y me parecía absurdo. Como hice algún tema más Thrash Metal, o incluso más Punk, pensé en hacer una voz que fuera más intermedia. Ni gutural ni rasgada.

Las letras siguen una temática oscura, como evidencian los títulos, pero también muy blasfema y obscena, siguiendo un poco la línea de las antiguas bandas extremas.

Actualmente, estoy en tratos con algunos sellos para su edición. Ya hay alguna cosa cerrada que ya anunciaré, pero por ahora me tomo las cosas con tranquilidad. El disco ya está grabado y se podrá disfrutar por ahora únicamente en YouTube, pero pretendo sacar edición física para los old school como yo. Ya iré avanzando cosas…

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *