Entradas

Ciertos menesteres laborales y de producción me han mantenido algo alejado del blog, lo que también sirve para dar cierto respiro a tanta publicación seguida. En esta ocasión no tenía claro de qué hablar. Después de varias publicaciones diciendo qué opino sobre algo, he pensado que no sería mala idea volver a hablar de una de esas bandas en las que estuve involucrado, pero que no llegó a ejecutarse. Algo que quedó en un proyecto de proyecto, por así decir.

Entre 1993 y 1994 tenía muchas ganas de crear un grupo de Death/Doom Metal, pero a decir verdad, no sabía ni cómo cojones tocar una guitarra. Así todo, y como era muy pertinaz, sabía que terminaría aprendiendo, así que me puse manos a la obra para ir planificando algo que tuviera como influencias principales los dos primeros de Paradise Lost, el primero de My Dying Bride y sus EP’s, los dos primeros de Hypocrisy y poco más (influencias que luego he explotado en Deprive, por ejemplo).

Lo primero que hice fue buscar mis apuntes de latín y con mis exiguos conocimientos de esta lengua, concatené tres palabras que seguramente no tengan una construcción bien hecha o declinada. Noche (Nox) y (et) Abismo (Vorago). Todo junto, a tomar por culo. También hice un logotipo bastante cutre, pero como no lo encuentro, he puesto otra mierda que hice unos años después con la mítica fuente Old English.

Un día, hablando con Uruksoth (CrystalMoors, Gathering Darkness, Korzo, In Luna…), me dijo que le encantaba el nombre, y como él quería ser cantante en un grupo de estilo similar, decidimos que yo sería guitarra solista y él guitarra rítmica y voz.

Queríamos meter también blast-beats y añadir alguna influencia del Brutal Death o del Grindcore para algunos pasajes, así que la cosa se iba embruteciendo. Como buen experto en marketing, Uruksoth fue expandiendo el nombre de nuestro proyecto de grupo en algún concierto, pero no sé si esto creó más expectación o si fue totalmente vacuo. No recuerdo ninguna reacción, salvo la de Pedrosa (Stinkupus, Anticlerical) diciendo «Guau, suena muy bien» y ya está, jaja…

Con el tiempo, compramos nuestro equipo y fuimos aprendiendo a usar las 6 cuerdas. Bueno… al menos yo, porque Uruksoth se centró en las voces. Así todo, seguíamos siendo horribles. Como hacía falta gente para la sección rítmica, pensamos en Matoni (Belfegor) para el bajo y Don Pedro para la batería (colegas de toda la vida que no llegaron a pensar un nombre de guerra decente jaja). Ninguno de estos sabía tocar sus instrumentos, pero nosotros tampoco, así que…

Nos hicimos una sesión de fotos en 1995 en la que fuimos los cuatro con una cámara, pero sin fotógrafo, así que siempre había alguno que no aparecía en las fotos de grupo. Muy listos éramos entonces… No aprendimos de esta experiencia, pues en 2002 nos pasó lo mismo en la primera sesión de fotos que hicimos CrystalMoors. Creo que después aprendimos algo, pero ganamos nuestro premio Darwin.

El grupo, en realidad, no pasó de algún ensayo en el que nos turnábamos los instrumentos para hacer el mamón y poco más. En estos ensayos se pudo ver momentos muy letales en los que Don Pedro casi jode el kit de batería que usaba a base de hostias súper primitivas (que hay que ser animal), o a Matoni cogiendo el micrófono para cantar, o sentarme yo en el kit de batería mientras otro colega ajeno a la banda tocaba la guitarra. Estas mierdas ocurrieron hasta que dejamos de ensayar en 1997, aunque realmente no sé si lo hacíamos bajo el nombre este o cualquier otro que nos inventáramos. No lo recuerdo ya.

Cupón de descuento: MORBID30

Noxetvorago, de izquierda a derecha: Erun-Dagoth, Uruksoth y Don Pedro. Foto hecha por Matoni en 1995.